Lifehacking y Tu Cuerpo vs. La Computadora

Para aquellos que vemos la vida como un MMRPG (Massively Multiplayer Role-Playing Game, sin el Online), donde luchamos constantemente contra la adversidad y nos enfrentamos a monstruos que, lejos de tomar la forma de dragones feroces, gigantes diabólicos o zombis hambrientos; nos vemos atacados pequeñas molestias y contratiempos que intentan arruinarnos el día.

Pero ustedes y yo sabemos, que todo juego tiene secretos ocultos. Por ello, siguiendo la iniciativa de lo que se conoce como lifehacking, les presento pequeños tips, sugerencias para lograr nuestros objetivos cotidianos de una manera óptima, y a veces divertida.

El día de hoy mis sencillas recomendaciones son para aquellos que pasan horas frente a la pantalla de su computadora, y de cómo deshacernos del cansancio que esto provoca.

  • En primer lugar, es necesario sentarse en una buena posición. Al contrario de lo que muchos creerían, mantener una postura recta en un ángulo de 90° requiere muchos más esfuerzo para nuestra espalda que un ángulo de 135° (un poco recargados hacia atrás).
  • Hay que tomar descansos. Tanto nuestro cuello, espalda y ojos necesitan reposo. Levántate cada media hora, camina un poco, ve por un café, etc.
  • Los que más sufren son tus ojos, cuídalos. Existe un truco para oxigenar el cuerpo, y relajarte. Debes cerrar los ojos durante algunos segundos, mientras aguantas la respiración. Al terminar te sentirás más relajado y tendrás una visión más nítida.
  • No te olvides de parpadear. Yo sé que Internet es muy emocionante, pero si dejas de parpadear, tus ojos pueden secarse, por lo que comenzarán a arder (de dolor; pero no se encenderán en llamas).
  • Si lo anterior no funciona, debes también mover los ojos. Recuerda que estos son una partes más tu cuerpo, como tu pierna o tu brazo. Si mantuviste la mirada fija en el monitor de tu computadora, debes hacer una especie de ejercicio. Con el rostro hacia enfrente, desvía tu mirada todo lo que puedas hacia la derecha, después todo lo que puedas hacia la izquierda, arriba, y abajo.
  • Finalmente, recuerda no salir repentinamente al aire libre después de usar la computadora. Tus ojos estarán secos y calientes, y el aire frío no dejará pasar la oportunidad de lastimarte.

Ahora sí, la próxima vez que el cansancio ataque después de horas de trabajo en la computadora, ya saben cómo actuar.  (Y si ya lo sabían, ¡no se olviden de aplicarlo!).

CelesteCastillo

Estudiante de ingeniería. Literata neófita y aficionada al cine profesional. Lectora insaciable, videojugadora; otaku y comiquera de closet. Tecnología, innovación, ecología y moda. Defensora de los animales. Orden de Merlín, primera clase. Tweets a lo loco @CelesteCastillo